El programa de REC, ¿Que Ves?, programa magazine realizado por jóvenes estudiante y ex estudiantes de Creciendo Juntos que emite de 18:00 a 20:30hs el sábado 28/11/15 hizo el siguiente análisis del resultado electoral del balotaje y sobre lo que vendrá luego de esta transición de gobierno.

Toda superstición electoral que se pudo tener ya quedo detallada en los números del balotaje, resta todavía la carga definitiva del escrutinio de la Cámara Nacional Electoral pero lo dicho ya está, no hay nada irreversible. Cabe agregar que la brecha no fue tan amplia como la pintaron cuando se conocieron los primeros cómputos. Las elecciones son instancias pero hay otro debate que no se debe olvidar y es el de las ideas, ahora es tiempo de análisis para que las convicciones se militen y los pensamientos sean acciones.

Por primera vez como jamás sucedió en la historia Argentina un gobierno de derecha por vía democrática toma los estribos del país, Argentina ahora es atendida por sus propios dueños (grupos empresariales, corporativos, financieros concentrados) además de sectores eclesiásticos conservadores, insisto con lo enunciado, por primera vez en el país estos sectores lograron que el voto popular se legitime en un cambio de derecha, ese era el cambio, y adjetivar que el gobierno entrante a partir del 10 de diciembre es de derecha, no tiene ninguna intencionalidad peyorativa, uno debe reconocerse por lo que es y hace. Por más que los voceros del nuevo oficialismo les desagrade o les resulte ofensivo el termino, y opten por ser mencionados con una perspectiva ideológica más de “centro”, las palabras no se condicen con la realidad. Puede que autodenominarse de derecha suene mal y genere zozobra, incluso puede que sea pianta votos, no fue el caso, es innegable que existe una brecha abismal entre lo que las palabras dicen que son y lo que realmente se es. Toda identificación ideológica debe ser analizada a partir de los efectos y consecuencias que se toman en gestión, y claramente el Macrismo gobierna en la ciudad para un determinado sector social, que no son los más vulnerables ni los más humildes.

Por más que en el lenguaje y la semántica se hable de paz, de alegría, de mucho dialogo con sonrisas (exageradas), para fundamentar porque decimos que estamos en presencia de una gestión liberal. Vale repasar el listado que Marcos Peña (Jefe de Gabinete) anuncio, donde la nómina de integrantes a ocupar los ministerios o las carteras económicas estará al mando de empresarios y asesores extranjeros. Si se mira quien estará a cargo del misterio de Agricultura, Ganadería y Pesca hay un ex - vicepresidente de la CRA (Confederaciones Rurales Argentina) uno de los principales grupos en conflicto con la resolución 125. Si se mira quien estará en Energía y Minería hay un ex titular de Shell (empresa norteamericana). Si se mira quien en Aerolíneas Argentina está la presidenta de General Motors. Si se mira en Transporte y Tránsito hay uno de los principales dueños de agencias de automóviles en Argentina.

¿Resulta necesario describir lo obvio? En los nombres que acompañaran y/o ya acompañaron a Mauricio Macri en su gestión en la Ciudad y ahora en Nación; Rogelio Frigerio será el encargo del Ministerio de Interior, Frigerio fue parte de la gestión del menemismo como secretario de programación económica de Roque Fernández (ministro de economía del turco). Otro nombre es el de Alfonso Prat Gay el mismo que como diputado se abstuvo a la nacionalización de YPF y a Ley del Peón Rural, y quien fue uno de los principales colaboradores de la fallecida Amalita Fortabat (titular de la empresa Loma Negra) que en el menemismo se benefició con creces, ahora, Prat Gay estará en el ministerio de Hacienda y Finanzas. Federico Sturzenegger designado como presidente del Banco Central fue exsecretario de política económica durante el Megacanje inclusive procesado judicialmente. Susana Malcorra quien será el canciller de Argentina en el año 2002 (crisis económica) luego de trabajar en IBM asume como la principal directora de Telecom lo que les costó el despido a varios trabajadores. Estos son algunos de los nombres. La información y los datos de estas figuritas de empresas y bancos se postearon en las redes sociales y es de amplio conocimiento, pero será necesario tenerlo siempre fresco, pese a quien le pese en la conducción del país hoy tenemos nombramientos de empresarios que fueron y son históricos enemigos de los sectores populares. No es extraño que la CNN (español) de Estados Unidos y El País de España hayan mandado corresponsales a cubrir el triunfo de Cambiemos, de más está describir a quién responden esos medios y cómo operaron no solo en sus respectivos países sino frente a nuestra historia a la de estos procesos latinoamericanos.

La tan renombrada “batalla cultural”, indudablemente en esta oportunidad el Macrismo le dio el brazo a torcer al gobierno, torcer el brazo no implica ganar la batalla si es que existen vencedores y vencidos. Pero por lo hecho en esta elección la Alianza Cambiemos logro atraer un sentido que se instaló en la sociedad a través del principal factor de poder en la democracia que son los medios de comunicación, ese lenguaje que se potencio a partir de palabreríos escaramuzas y formulaciones de marketing que en todo momento en campaña te hablo “a vos”, que menciono que ser gobierno se trata de “construir juntos” y de mucha “solidaridad” y que es importante dejar aún lado “los enfrentamientos” y tener “más dialogo” como si el debate social no estaría supeditado a una pugna social, relaciones de fuerza y de intereses encontrados entre sectores sociales. El Macrismo en ese lenguaje bonito logro potenciar y capitalizarlo a su favor a través de votos, la composición del voto de Cambiemos fue por medio no solo del anti-kirchnerismo sino de la seducción del lenguaje apolítico.

Nadie luego después de estos resultados se podrá hacer el desentendió de que no fue avisado con anterioridad, ninguno se podrá hacer el sota, insisto nadie podrá decir que no estuvo avisado. Aquellos que votaron a Macri lo hicieron sabiendo lo que es y nos depara. Cabe agregar que muchos optaron por el “cambio” a partir de una “opinión pública” instalada por usinas mediáticas que fueron y son fieles opositores al FpV, pero sin embargo desde la militancia Kirchnerista y desde usuarios de redes sociales no militantes del oficialismo pero que Macri significaba el limite se advirtió una y otra vez lo que es el ingeniero y las diferencias entre los dos proyectos de país que se votaban.

Seguramente pasará cuando trascurra el tiempo quienes levanten la mano y digan “yo no lo voté”. Esa historia ya la vivimos.

Lo ocurrido en las dos primeras instancias antes del balotaje en Provincia de Buenos Aires fue un baldazo de agua fría para mucha militancia producto de como ya hemos mencionamos en otra nota, de las internas del FpV específicamente entre el PJ y La Cámpora, además de la bendición dada por la iglesia católica a María Eugenia Vidal. Sobre esto habrá que barajar de nuevo, los errores cometidos ya fueron realizados, hurgar sobre las culpas públicamente solo retroalimenta a la mitad del otro país que está celebrando. La introspección sobre los yerros cometidos en campaña del Kirchnerismo que se hacen puertas adentro, implica ahora pensar cómo y quién encara la oposición de la otra mitad que decidió votar a Scioli o en su defecto no votar a Macri, sabiendo las dificultades que implican continuar con la impronta de Néstor Kirchner y Cristina Fernández, liderazgos populares que aparecen en contadas ocasiones.

El PJ alienta una nueva reorganización sabiendo que varios colgaron los botines o jugaron para atrás, enhorabuena, entre ellos Juan Manuel de La Sota en Córdoba asimismo Oscar Mario Jorge en La Pampa. Aun así es destacable en este balotaje los resultados obtenidos en el Partido de Moreno, como muchos dirigente y militantes señalaron; Moreno pese a todas la vicisitudes económica y sociales sigue siendo Peronista, mucho de eso hay, puesto que hay una esencia Peronista a rajatabla que hizo a Daniel Scioli duplicar en votos a Mauricio Macri a sabiendas que en el distrito toda la oposición al Kirchnerismo se vertebro detrás de la Alianza Cambiemos.

La pregunta en estas horas es qué sucederá a partir del 10 de Diciembre y al menos para quienes suscribimos estas líneas consideramos que no sucederá nada que la historia no conozca, estaremos estimulados por una oleada de alegría y esperanza ilusoria; por más que se escapen declaraciones de la era de las cavernas como las dichas por el doctor Abel Albino quien considero que el homosexual es un persona con problemas serios y cuestiono los métodos y formas para tener relaciones sexuales. Albino antes de la confirmación del gabinete era uno de los profesionales de renombre que se rumoreaban para hacerse cargo de la Salud Pública. A partir del 10 de diciembre no sucederá nada que la historia no conozca cuando el liberalismo y la derecha son gobierno, los distintos factores de poder del país (grupos empresariales, corporativos, financieros concentrados) apañados por las medidas gubernamentales darán un shock de medidas de forma paulatina, se dispararan los precios porque se especulara en precio internacional, vale resaltar que jamás que subieron los precios de los productos se bajaron, se intentara levantar “el cepo” pero aun así que no lo logren, los precios de los productos que cotizaron para arriba por consecuencia hará que caiga el salario real de los sectores vulnerables porque en los sectores medios y altas le quitaran el impuesto a las ganancias, se harán recortes de los subsidios, se devaluara de forma gutural mes a mes, habrá una apertura irrestricta de las importado y exportado, además de la quita absoluta al trigo y al maíz y el 5% de las retenciones a la soja medidas que ya se anunciaron, como también el pago a los “fondos buitre” por más que el 93% entraron al canje de la deuda reestructurada por Néstor Kirchner . Lo mencionado es tan sólo algunas aristas que sucederán porque esta historia ya la vivimos. Resulta extraño que quienes desde la oposición se llenaron la boca hablando de la república, del atropello a las instituciones por parte de los K, de la diversidad, del “relato oficialista” y de la constitucionalidad hoy piden que Martín Sabbatella (Titular del AFSCA) Alejandra Gils Carbo (Procuradora General de la Nación) Tristán Bauer (Director de RTA) y Alejandro Vanoli (Presidente del Banco Central) den un paso al costado, sabiendo que es incostitucional porque sus mandatos no vencen y en el caso específico de Alejandro Vanoli implicaría reformar la Carta Orgánica.

Concluyendo; no es para nada menor que luego de doce años de gestión con lo desgastes que se tienen solo se pierda por 2%. Las elecciones son circunstancias, habrá que seguir debatiendo ideas las cuales no vamos perder. Las reglas de la democracia son claras, no fue sorpresivo lo que sucedió, solo los creyentes en santos sostenían que se ganaba con holgura.

Más tarde que temprano más temprano que tarde indudablemente se compró ese eufemismo de la “grieta” que siempre existió desde aquellos incipientes proyectos de Nación del Siglo XIX. Se vuelve hacer oposición con la particularidad de que hay una mitad del país a la cual este “cambio” no lo quería, jamás sucedió esto en democracia con un partido político saliente. Como destaca Horacio Verbitsky [1] “la franja de votantes que tienen entre 16 a 30 años es la única en que Macri no pudo imponerse en las elecciones”. Y eso implica varios pronunciamientos y convicciones por sostener y reforzar. Serán importantes las elecciones legislativas en Venezuela y el referéndum en Bolivia para la reelección de Evo Morales. Lilian Tintori (esposa de Leopoldo López) alienta a votar a la oposición de Nicolás Maduro con una consigna; animarse al cambio, cualquier semejanza con las elecciones en Argentina es pura coincidencia. Quien creyó que la historia no se trata de relaciones de fuerzas entre sectores, que hay opresores y oprimidos, que la historia no es una lucha de clases dentro obviamente de un sistema capitalista, que nos disculpe por el atrevimiento pero no entendió nada. Seguiremos militando desde este espacio para que haya una izquierda real que apele al legado de lo nacional, de lo popular y lo democrático, como el Kirchenerismo logro interpretar estos años con sus deficiencias pero también con muchos aciertos.

[1] Horacio Verbitsky “Contrapunto” Página/12 (29/11/15)

Editorial, ¿Que Ves? Sábado 28/11/15