Pensar octubre en REC es pensarlo desde el territorio, desde el barrio, desde esta propuesta comunitaria comunicacional que pretende abrir los micrófonos a aquellas voces que ponen en palabras lo que muchas veces no podes escuchar en los medios concentrados de comunicación.

Pensar en Octubre es poder pensarlo desde distintos fechas que de alguna manera hacen de este mes un mes en donde se unen fechas de diferentes personajes que en su tiempo y en su contexto representaron el sentir popular. En tiempos en lo que lo popular, lo barrial comienza a ser utilizado por los grandes medios de comunicación como aquella película de Nino Manfredi “feos, sucios y malos “, estigmatizando, clasificando, calificando bajo aquella lógica lombrosisana la cual ciertas tendencias innatas, de orden genético, observables en ciertos rasgos físicos o fisonómicos te determinaba como persona.

Pero cuando hablamos de lo Popular inevitablemente nos lleva a pensar en aquellas experiencias que de alguna manera pudieron encarnar las voluntades populares, que reivindicaron en sus tiempos, las voces acalladas, los derechos laborales y los sueños revolucionarios de una Latinoamérica libre y soberana. En distintas fechas de octubre se destacan por diferentes motivos las figuras de tres líderes que desde su accionar buscaron visibilizar a sectores sociales desplazados en su época. El 12 de octubre asume la presidencia Hipólito Irigoyen como primer presidente que de alguna manera incorpora y visibiliza sectores medios y populares excluidos por un Régimen Oligárquico conservador en lo político y Liberal en lo económico. Aquellos sectores populares sin posibilidad de votar durante muchos años, encuentran en su figura la construcción de un Estado que deje de privilegiar a unos pocos sobre una gran mayoría.

Octubre resalta el nacimiento de Juan Domingo Perón, otros de aquellos personajes que en su tiempo pudo dar cuenta de los reclamos de los sectores trabajadores. La ampliación de derechos laborales, el acceso social de sectores postergados y la intención de una distribución de ganancia más igualitaria entre trabajador y empresario, fueron parte de una mirada en los sectores populares. En contraposición ahí estaban los sectores representados por intereses propios, sectores conservadores y liberales, sectores sociales acomodados y ansiosos por restaurar la relación de opresión por parte de los sectores oligárquicos sobre la masa de trabajadores.

Por ultimo octubre nos refiere a Ernesto Che Guevara a quien también hace más de 50 años le impidieron que hoy pudiese estar cumpliendo 88 años. El Che, argentino por nacimiento pero Latinoamericano por adopción, busco en su accionar la liberación de los distintos pueblos del opresión que llevaban. Dijo en algún momento Eduardo Galeano:

"El Che cometió un pecado imperdonable: Hizo lo que dijo, y dijo lo que pensó. Eso es imperdonable. En América Latina, la palabra y la acción no se encuentran nunca". Tuvo también como perseguidores de su accionar a aquellos sectores que ponderaban.

Cada uno en su tiempo, con aciertos y contradicciones buscó representar a sectores postergados por quienes representaron los intereses del poder económico concentrado. Sectores que ponían más el ojo en sus propios intereses económicos, que en fortalecer un Estado que busque una distribución más equitativa y a su vez otorgue derechos a sectores que fueron siempre postergados, no por falta de méritos sino por gobiernos que gobernaban para los sectores acomodados y vinculados al capital extranjero.

En tiempos en los cuales hay un retroceso de los derechos ganados por los sectores populares, en tiempos que se reprime la protesta social, en tiempos en donde los jóvenes de los barrios se los persigue bajo la idea en algo andarán. Desde REC queremos subrayar las construcciones populares, a estas figuras que contribuyeron en lo popular, porque en ellas se rescatan los reclamos y las necesidades de las mayorías. Tener noción de esto es la tarea, nuestro tiempo nos encuentra con una Latinoamérica y un país en que los grupos económicos retoman el poder y atienden de los dos lados del mostrador para gobernar como siempre lo hicieron para un sector privilegiado, minoritario.

Este modelo de país que hacía gala de achicar grietas, genera todo lo contrario, porque hay empobrecimiento, y hay pérdida de derechos de los sectores populares, la matriz que nos gobierna ya la conocemos, la hemos vivido en la historia viva de nuestro país y por eso nos tiene que encontrar despiertos.